31 oct. 2011

Protestantismo en la España católica: resumen del pasado y el presente

Protestantismo en la España católica: resumen del pasado y el presente


Primera parte: El pasado reciente

Damián Valle Morales

Casi 495 años después de que Martín Lutero, fraile agustino desencantado con la Iglesia Católica, decidiera publicar las 95 tesis, el protestantismo en España sigue siendo un gran desconocido. De hecho aun se sigue calificando como “secta” (aunque ahora esta más de moda el calificativo “fundamentalista” que suena más a terrorista suicida), no se sabe que cristiano evangélico (la Iglesia Evangélica en España une a presbiterianos, metodistas y luteranos) es sinónimo de protestante, que, por ejemplo, en EE.UU. El 50% de la población es protestante (164 millones de personas),

Empecemos por el pasado más cercano para ayudarnos a conocer el porqué el protestantismo sigue relegado a al último plano como confesión:

Fue a finales de la Dictadura de Primo de Rivera, en los años 20, cuando la paz que siguió a la Gran Guerra junto con una mayor laxitud en el campo de lo religioso (merced al artículo 11 de la Constitución de 1876 y a una Real Orden del Ministro Canalejas), permitió la entrada de un importante número protestantes procedentes de Inglaterra y Alemania, situación que enseguida alarmó a la Iglesia Católica, pues ¡Ay de aquel que toque su sacrosanto feudo!. En base a esto, Federico Tedeschini, nuncio en Madrid informaba a Pietro Gasparri, Secretario de Estado en el Vaticano de la siguiente forma:

Eminencia Reverendísima: / Con toda diligencia que la importancia del asunto requiere he hecho una encuesta amplia y detallada acerca: 1º. del estado del Protestantismo en España; 2º. de la eficacia de su propaganda; y 3º. de los medios que podrían emplearse para combatirlo.

1º. La estadística del Protestantismo en España[...];

Como se ve, después de tantos años como han transcurrido desde que se rompió en mala hora la unidad Católica y se estableció la tolerancia de cultos en España, los avances hechos por los protestantes en esta nación no son muy halagadores para ellos; están casi en donde estaban cuando comenzaron, y si se compara el escaso número de adeptos (11.000 contando los alemanes e ingleses) con los esfuerzos, en energías y dinero, que han hecho, el fracaso es evidente.

2º. Respecto a la propaganda que hacen es bastante activa; derrochan el dinero que viene principalmente de Londres; pagan bien a los maestros de sus escuelas, exigen cuota muy modesta a sus alumnos, imprimen Biblias y Evangelios que dan poco menos que regalados, esparcen folletos y hasta publican tres periódicos España Evangélica, El amigo de la infancia,y La Torre del Vigía; no son por cierto rotativos, son bastante miserables; pero el segundo tiene 2.000 suscripciones. En algunos puntos como en Madrid tienen algo de beneficencia y hasta han abierto un Instituto Evangélico de Teología para preparar futuros Pastores.

Esta Propaganda, con ser constante e intencionada, comparada con el movimiento católico, literario social y político de la Nación, no ocupa sitio entre los elementos de acción, pasa desapercibida; se pasan años sin que un español se dé cuenta de que existen protestantes en España.

No se les concede beligerancia, se les desprecia. Mas este desprecio que en determinadas circunstancias puede ser una buena arma de combate, llevado a la exageración podría traducirse en abandono con provecho de ellos.

3º. Ya los Sres. Obispos, en cuyas diócesis aparece la peste protestante se distinguen por su celo en defender su grey y merecen por ello sinceras alabanzas; cada uno pone en práctica los remedios que le aconseja la realidad. Mas, en general, entre los remedios que pueden adoptarse con resultado, además de la oración, que es siempre el más eficaz, descuellan a mi humilde parecer los siguientes:

a) Aprovechar el arreglo que tienen en España la devoción al Papa y a la Santísima Virgen.

c) Cuando los Gobernadores de provincias son buenos católicos, y lo son casi siempre, los Obispos encuentran en ellos excelente ayuda; pues constituyen aquellos un gran elemento para molestar a los protestantes y hacerles imposible la vida sin necesidad de infringir las leyes del reino o tolerancia religiosa.

d) Misiones en los pueblos donde haya protestantes, hechas éstas por religiosos o sacerdotes
preparados para esta clase de luchas, que sepan ridiculizar el protestantismo y presentar las simpatías de la Santa Sede y su acción bienhechora, la eficacia de los sacramentos y pintar con traza el nefando origen del protestantismo en Inglaterra y Alemania.

e) Procurar que los niños encuentren en nuestras escuelas las ventajas económicas que ofrecen los protestantes. En algunos pueblos como en Loira (Pontevedra, diócesis de Santiago) los niños van a la escuela protestante, porque no hay en el pueblo escuela nacional. Pues bien, aquí procurar abrir una escuela parroquial, por de pronto, y luego hacer que el ayuntamiento cumpla con el deber que le impone el Real Decreto de 23 de diciembre de 1921 de pedir al Estado la construcción de unas Escuelas para las cuales el mismo Estado pague el 80 % (aquí sobreentendemos Escuelas Católicas).

Estos medios y otros que la necesidad práctica fácilmente sugerirá pueden impedir todo avance del protestantismo en España y aun hacer imposible su vida, por muchos que sean los recursos económicos que reciben del extranjero»



Texto de "El Cristianismo" de 1863 que acredita la presencia de protestantes en la localidad de Ubrique y también del celo en su expulsión por la Iglesia Católica

En los Años 30 los protestantes españoles eran cientos de miles y muestra de ello es el censo que realizaba la Iglesia Católica en el que se incluía por Diócesis; Número de Protestantes (detallando el número de hombres, mujeres, niños, nacionalidades

“En Lérida, han intervenido. En Monzón, mantienen con el protestantismo una continua guerra, si bien no han podido conseguir que se cierre la escuela; en Roselló, se muestran hostiles”

Durante la Guerra Civil muchos protestantes fueron fusilados por motivo de religión, pues era sabido por el bando sublevado que en general los protestantes apoyaban a la 2ª República, único gobierno que hasta el momento había permitido abiertamente su existencia.

Uno de los ejemplos más destacables podría ser el caso de Atiliano Coco, Presbítero de la Iglesia Española Reformada Episcopal, miembro de Unión Republicana, amigo de Unamuno, fusilado el 9 de Diciembre de 1936 sin juicio previo.

El Franquismo es fácil de resumir, basta con un par de artículos:

“La profesión y práctica de la Religión Católica que es la del Estado español, gozará de la protección oficial, nadie será molestado por sus creencias religiosas ni el ejercicio privado de su culto. No se permitirán otras ceremonias ni manifestaciones externas que las de la religión del Estado.” (Artículo 6 del Fuero de los Españoles de 1945)

“La nación española considera como un timbre de honor el acatamiento a la ley de Dios según la doctrina de la santa Católica Apostólica y Romana, única verdadera y fe inseparable de la conciencia nacional que inspirará la legislación. (Apartado segundo de la ley de los Principios del Movimiento Nacional de 1958).

Rojos, masones y el 80% de los templos clausurados.

14 de mayo 1956 se constituyó la Comisión de Defensa Evangélica, trabajó por informar a la prensa e instituciones europeas de la situación que estaba viviendo en España la Iglesia Evangélica.

Pero la situación seguía sin variar, en palabras de Camilo José Cela:

“Los protestantes de Piedralaves tienen una capilla en la carretera, a la que los mozos del pueblo, henchidos de fervor católico, de ardor apostólico y de celo romano, pegan fuego de vez en cuando”.

Al menos, el objetivo de hacerse visibles en el exterior tubo existo, así lo hizo constar Fernando María Castiella, Ministro de Exteriores ente 1957 y 1969 (además de Catedrático de Derecho Internacional Privado):

“Gran parte de la oposición a la libertad religiosa se basa en la ignorancia. Cuando algunos miembros del Gobierno vieron cómo vivía el mundo exterior y cómo las gentes de los demás países reaccionaban ante el trato que reciben los protestantes en España, entonces sus conciencias fueron sacudidas sintiéndose molestos “.

Posteriormente el Ministro Castiella promovió un Estatuto para los no-católicos con el fin de aliviar la presión sobre estos colectivos.
En 1967 el “Fuero de los Españoles” queda modificado por la Ley 44/1967:

“La profesión y práctica de la Religión Católica que es la del Estado español, gozará de la protección oficial. El Estado asumirá la protección de la Libertad Religiosa que será garantizada por una eficaz tutela jurídica que, a la vez salvaguarde la moral y el orden público. (Artículo 6 del Fuero de los Españoles modificado en enero de 1967).

Un lavado de cara “legal” de cara al exterior, pero la realidad era que no se podían profesar otras religiones mas allá de lo meramente privado, por ejemplo, solo se podía importar una Biblia por cada fiel (así no se podían distribuir).

Tomás y Valiente declararía:

“Por lo demás, de aquella etapa vivida entre 1936 y 1975 puede hablarse de casi cualquier cosa, menos de la tolerancia”.

La Constitución de 1978 abre las puertas a una libertad religiosa incompleta, pues no deja de erigir sobre cualquier otra religión a la católica. Favoreciendola en base a su citación en la Constitución y no sometiéndola como al resto a las diferentes leyes reguladoras.

“En realidad, a veces, se tiene la impresión que la Administración lo único que ha pretendido ha sido firmar unos acuerdos que sirvieran para dar una especie de satisfacción moral, con más efectos psicológicos que jurídicos, a unas Confesiones que habían estado claramente discriminadas en el pasado”
(Joaquín Mantecón en 19954. Desde 1996 es Subdirector General de Asuntos Religiosos).


Segunda parte: El presente

El gran desconocimiento por parte de la mayoría de la población de las bases que fundamentan el protestantismo, sumado a la visión sesgada que reciben(véase por ejemplo telepredicadores que se autodenominan protestantes) hace que se piense en la comunidad protestante como en reducidos sectarios aparecidos hace poco, que es una religión de y para gitanos (pues el 15% de la etnia gitana es protestante) ignorando por tanto la gran masa de protestantes mundial y sus 500 años de historia, debido como comentábamos en la Parte I, al proteccionismo del que ha gozado el Catolicismo en España, este proteccionismo continúa hoy día. Analicémoslo:

Según los datos del Observatorio del Pluralismo Religioso en España dice que el 83% de las personas son católicas y el 10% protestantes, 1,200,000 personas (55,9% de todas las religiones minoritarias,incluyendo por ejemplo musulmanes y judíos).

Pero este 83% dista mucho de ser real pues el INE daba los siguientes datos en el 2010:
El 57% de los católicos no va nunca a la iglesia (si no es a eventos sociales; bodas, bautizos y comuniones), y otro dato verdaderamente extraño es que si a aquellos que se declaran católicos se les pregunta simplemente si creen en Dios el 25% responde que no (¿Se puede ser católico sin creer en Dios?) y sin contar tampoco aquellos que se declaran católicos pero que no confían en la Iglesia Católica.

Un ejemplo absurdo pero bastante visual sería; todos comemos, pero si construyésemos un comedor comunitario no todos iríamos porque algunos preferiríamos comer en casa. ¿Aquellos que comen en casa necesitan ser incluidos a la hora de calcular el aforo? Una persona con un poco de sentido común (el menos común de los sentidos) diría que no.

Pues bien esto es lo que ocurre en cuanto a la religión católica que los datos teóricos no son los reales y no obstante se siguen dando subvenciones en base a unos datos irreales. ¿A la hora de subvencionar a “partes iguales” en base al numero de seguidores contamos el 83% teórico o el 30% real?

Hay que tener en cuenta que esta presión social a la hora de auto-declararse católico no existe o no suele existir en las religiones minoritarias, pues al tener generalmente repercusiones discriminatorias solo lo hacen aquellos realmente creyentes.

En cuanto a la sustentación por parte del Estado, la FEREDE (Federación de Entidades Religiosas de España) renunció en su día a la asignación tributaria y se auto-financia fiel al carácter aconfesional del Estado mientras que la Católica recibe 150,000 millones de dinero público (¿entonces es antidemocrático/anticonstitucional?)

El catolicismo además está plenamente infiltrado en todo el tejido social; Cuarteles (opción 1; misa, Opción 2; zafarrancho de limpieza); Hospitales; Colegios e incluso Universidades (Por ejemplo la Universidad de Córdoba no solo cuenta con Pastoral sino con una Iglesia); cuando en realidad o deberían ser multiconfesionales o no existir.

En cuanto a la TV; Raramente se habla del protestantismo en televisión si no es para destacar aspectos negativos (el incidente con la líder protestante alemana por ejemplo) y no se da seguimiento a sus actividades y a su relación con la sociedad.

140 horas en 250 programas de la TV pública casi integramente dedicados al catolicismo (p.e: misa todos los domingos) estando las pocas horas de emisión destinadas al protestantismo (y al judaísmo e islamismo) encuadradas en la madrugada.

Legalmente: Hace poco ha sido aprobada en Cataluña la “Ley de Lugares de Culto” por la que se le otorga el poder a cada ayuntamiento de otorgar o denegar según su voluntad un lugar a las confesiones radicadas en su municipio. Haciendo evidentemente más difícil la posibilidad de que las minorías no católicas puedan disfrutar de los mismos derechos que los católicos (que históricamente cuentan con bastantes centros) e incluso la obligación al cierre o la amenaza de cierre en los lugares de culto ya existentes.

A raíz de la aprobación de esta ley y coincidiendo con el 31 de Octubre, Día de la Reforma, la FEREDE ha publicado el siguiente manifiesto (LEER aquí COMPLETO)

"Así, un Ayuntamiento puede autorizar una celebración religiosa de una confesión en los espacios públicos, y negar o restringir arbitrariamente la de otra, sin el más mínimo rubor. Un Gobierno puede negar sistemáticamente el acceso de las minorías religiosas a licencias de Radio o TV, pero puede cederlas graciosa y generosamente a otra confesión. Una desproporcionada normativa urbanística puede aplicarse a rajatabla a un lugar de culto protestante, y obviarse para los de otra confesión religiosa. Un Jefe de Estado español puede recibir a un líder religioso de una confesión con la mayor deferencia -y con un protocolo cuasiconfesional-, y negarse a recibir a los de otras, sin sentirse obligado a dar explicaciones.

DECLARAMOS

1. Que el derecho fundamental de Libertad Religiosa es un derecho reconocido universalmente y por nuestras Leyes y que, siendo un derecho individual, también lo es en su expresión colectiva, en la celebración cúltica. Por tal motivo, el Estado y sus instituciones, en tanto garantes de la Libertad

Religiosa, están obligados a facilitar y proteger dicho ejercicio.

2. Que en los últimos años se han incrementado las restricciones y los impedimentos para el establecimiento y apertura de lugares de culto de las minorías religiosas. La conculcación de este derecho fundamental constituye una amenaza para el Estado de Derecho en su conjunto –no sólo de las minorías afectadas-, por lo que apelamos a la conciencia colectiva y pedimos el apoyo de todos los ciudadanos de este país, tengan una creencia religiosa o no.

3. Que ya es hora de poner fin a la tensión histórica entre clericalismo y anticlericalismo en España, que subyace detrás de muchas de esas actuaciones restrictivas. Hoy en día nuestra sociedad es plural y debe aceptarse esta realidad de forma solidaria y constructiva, en aras de una convivencia armónica entre personas de diferentes convicciones y creencias.

4. Que, como es sabido, los protestantes somos defensores del principio de separación Iglesia Estado, los derechos humanos, y el Estado de Derecho.

Promovemos una Iglesia libre dentro de un Estado libre, cuyas relaciones se desarrollen en términos de cooperación y no de confrontación.

5. Que, no obstante, esa disposición a la cooperación y al diálogo constructivo no debe confundirse con debilidad, ni resignación respecto a nuestras justas reivindicaciones, que mantenemos inalterables y que estamos dispuestos a defender hasta las últimas consecuencias.

Por tanto,

EXIGIMOS

1. Que el Estado, en todos sus niveles de competencia gubernamental (Central, Autonómico, Provincial y Municipal), asuma de una vez por todas su responsabilidad y aplique las directrices de la Constitución y las Leyes que regulan el derecho fundamental de la Libertad Religiosa, de modo que se remuevan los obstáculos existentes y se garantice -en todo el territorio del Estado- una libertad religiosa y de culto real y efectiva.

2. Que los partidos políticos expliquen sus posturas en cuanto a política religiosa e incluyan en sus programas electorales medidas que avancen hacia una laicidad incluyente y, sobre todo, en la garantía de los derechos
de las minorías religiosas, de modo particular en lo que refiere a sus lugares de culto.

3. Que se cree una comisión que estudie y revise la legislación y la práctica de la Administración, para identificar la falta de neutralidad en materia religiosa y los vestigios de confesionalidad encubierta que aún pudieran permanecer de la etapa confesional del pasado, proponiendo medidas para el ajuste de manera acorde con el principio constitucional de igualdad y no discriminación.

4. Que se dicte una disposición con carácter orgánico que regule los requisitos de seguridad que deben reunir todos los lugares de culto -sin distinción-, poniendo fin a la arbitrariedad con la que algunas corporaciones municipales gestionan esta materia, garantizando la igualdad de trato y el libre ejercicio del culto público.

Por último,

INSTAMOS

1. A las iglesias y entidades evangélicas, a que tengan en cuenta estas recomendaciones, reflexionen sobre el contenido de este comunicado, lo lean y lo difundan en sus actos públicos y/o cultos por el Día de la Reforma, y también en las manifestaciones y acciones públicas de denuncia que consideren pertinentes convocar.

2. A nuestros vecinos, autoridades y a los medios de comunicación social, a
que:

1) reflexionen sobre esta situación que aquí denunciamos;

2)comprendan que lo que aquí está en juego no es un asunto menor, sino que se trata de la defensa y protección de una de las patas sobre las que se apoya todo el andamiaje de nuestro sistema de valores democráticos;

y 3) se unan a nosotros, apoyando solidariamente la sagrada causa que hoy nos
convoca a todos: la defensa de la libertad.

Como conclusión, muchas veces notamos que nuestra historia es una ruda que gira y gira y hace que repitamos los mismos errores que en el pasado, el Uróboros, pero en este caso la rueda tiene un palo entre sus radios que la ha impedido girar, evolucionar, y ha permanecido estática, con ayuda de unos y de otros. Es hora de sacar el obstáculo que es la intolerancia y la ignorancia y arrojarlo muy lejos para que no volvamos a tropezar con él.


Bibligografía/Amppliar la lectura: